Volvo se suma a las empresas que se comprometen a utilizar más plástico reciclado en sus productos

Al final de su vida útil los plásticos no deben convertirse en residuos, sino en recursos. Esta es la idea que defienden la industria de los plásticos y las administraciones, y que cada vez asumen más empresas.

Una de las últimas ha sido Volvo, que ha anunciado que para 2025 sus vehículos incluirán al menos un 25 por ciento de plástico reciclado. Esta política está en línea con el objetivo de la firma sueca de reducir su huella ambiental.

La compañía ha presentado una versión especial del modelo híbrido XC60 que cuenta con distintos componentes producidos con material reciclado.

Por ejemplo, en el interior del coche hay una consola fabricada a base de fibras renovables y plásticos procedente de redes de pesca y cuerdas. Las alfombrillas utilizan plástico procedente de botellas y algodón de la producción de ropa y los asientos cuentan también con plástico reciclado procedente de botellas.

VOLVO

Erik Solheim, Director Ejecutivo del programa de la ONU para el Medio Ambiente, afirma que la decisión de Volvo de integrar plástico reciclado en sus vehículos marca un precedente al que espera que se unan otras compañías automovilísticas.

Estos cambios no son los únicos que ha planificado Volvo para reducir su impacto en el medio ambiente. También se han comprometido a que sus factorías sean neutras en términos de emisiones para el año 2025.