Henkel convertirá el plástico de los océanos en materia prima para envases

La firma alemana Henkel, dedicada a la manufactura de productos químicos comerciales e industriales, se ha unido a la asociación Waste Free Oceans –organización que surgió promovida por EuPC, la asociación europea de transformadores de plásticos– para convertir desechos plásticos en material reciclable para fabricar botellas y otro envases.

Henkel y Waste Free Oceans comenzarán a recoger desechos de plástico en el río Danubio a lo largo de esta primavera, con actividades programadas en Bulgaria, Hungría y Rumanía. Estas zonas han sido seleccionadas a partir de los resultados de un análisis sobre la forma en que las corrientes y la geografía del río provocan que los residuos se acumulen en determinados puntos.

waste-free-oceans

El cofundador de Waste Free Oceans, Bernard Merkx, explica que se estima que ocho millones de toneladas métricas de plástico terminan en los océanos cada año. “Estamos felices de trabajar con Henkel y organizar acciones con el objetivo de eliminar suficiente basura marina del medio ambiente como para producir 100 toneladas métricas de material reciclable”.

Los trabajos de recolección de residuos tienen dos ejes: por una parte, los voluntarios que recogerán residuos de plástico en las orillas del río y, por otra, los pescadores que rastrearán el río utilizando un dispositivo que elimina los desechos plásticos que flotan en el agua.

Tras el proceso de reciclaje, el plástico resultante se utilizará para fabricar botellas para la marca Lovables, de Henkel. El año pasado, Henkel usó plástico reciclado para fabricar más de 1.200 millones de envases de detergente, productos de limpieza y productos de belleza e higiene.