Tubos Neupex consigue el primer certificado OCS a un fabricante de tuberías y accesorios plásticos

AENOR ha concedido la certificación de Operation Clean Sweep, OCS, a Tubos Neupex, que se ha convertido en el primer fabricante de tuberías plásticas en conseguir este certificado.

Con Neupex ya son cuatro las empresas certificadas en pocos meses: CONTENUR España, PLASTIGAUR y CONTENUR Polonia.

Operation Clean Sweep (OCS) es una iniciativa mundial de la industria de los plásticos para reducir la emisión de partículas de plástico (granza, escamas, polvo) al medio ambiente, que puede producirse de forma involuntaria en cualquiera de las etapas de la cadena de valor de los plásticos: Producción, manipulación, transporte, transformación y reciclado.

El OCS es un programa voluntario para la gestión responsable, con la finalidad de ayudar a que en todas las operaciones en las que se manipule granza de plástico, se apliquen buenas prácticas de limpieza y control de granza y conseguir así, que no haya fugas al medio ambiente. En España ANAIP es la licenciataria para su aplicación en toda la cadena en al que se manipule granza.

Una vez adherida la empresa al OCS puede además verificar su compromiso a través de un tercero. ANAIP, como licenciataria de OCS en España, y AENOR, han desarrollado un esquema de certificación a disposición de la industria que verifica el grado de implementación de buenas prácticas de limpieza y control de posibles escapes de microplásticos, en forma de granza, escamas o resinas en polvo, en todas las operaciones en las que la empresa manipule granza, para minimizar las fugas al medio ambiente.

En el caso de Tubos Neupex se adhirió a OCS en diciembre de 2019 y después solicitó la certificación de AENOR. Esta certificación está abierta a cualquier empresa que ya esté adherida al programa, sólo tiene que solicitarlo.

Adherirse a OCS y conseguir el certificado de AENOR garantiza que la empresa ha evaluado la situación y sus necesidades, identificando los puntos críticos de pérdida de granza; ha definido un plan de acción con medidas para minimizar esos riesgos; ha tomado las medidas oportunas, como la mejora de las instalaciones, los procedimientos o los equipos; ha sensibilizado a sus empleados y llevado a cabo la formación necesaria de la plantilla para generar sentido de responsabilidad y ha puesto en marcha un seguimiento para confirmar que las medidas sean efectivas.

Se puede consultar más información en la página web de AENOR.

Compartir